miércoles, 8 de octubre de 2014

Salvemos "La Cónsula"


En el año 1973, "La Cónsula" fue comprada por el Ayuntamiento. En 1993, se hizo un consorcio entre el Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía  para convertir la casa en la sede de la Escuela Profesional de Hostelería, y en 1997, su jardín pasó a formar parte del Patronato Botánico Municipal. El prestigio de la Escuela ha traspasado fronteras. Grandes cocineros como Dani García han estudiado aquí. Su cocina andaluza es innovadora, imaginativa y tradicional. Dani García ha sido galardonado con dos estrellas Michelín y está entre los cien grandes chefs de la cocina mundial. 
Su plato "Huerto de tomates"  es su propuesta para los menús Málaga 2016.  Una decena de restauradores promocionarán la candidatura de la ciudad a la capitalidad cultural europea.

En su origen (siglo XVIII) "La Cónsula" era una hacienda agrícola. Este lugar fue comprado por el cónsul de Prusia y su mujer (cónsula) . El esplendor de "La Cónsula" brilló cuando Enrique Heredia Livermoore compró la propiedad en 1856.  Él trajo  plantas exóticas para el jardín de todas las partes del mundo, plantas similares fueron llevadas a la Finca La Concepción, cuya propietaria era su hermana Amalia (hijos de Manuel Agustín Heredia, la familia era muy importante y rica). Más tarde "La Cónsula" fue adquirida por el matrimonio estadounidense, Bill y Annie Davis, gracias a las recomendaciones de su amigo, el escritor británico, Gerald Brenan. Los Davis tuvieron como invitados a muchos intelectuales y figuras relevantes, entre ellas a Ernest Hemingway; quien vino a España  para escribir para la revista Life, un reportaje sobre el famoso duelo  entre los toreros: Luis Miguel Dominguín y Antonio Ordóñez. De esta experiencia nació su novela The Dangerous Summer, donde Hemingway describe la finca:


"La casa era enorme, magnífica y fresca. Había una piscina que ellos llenaban con agua proveniente de un manantial de la montaña y no tenían teléfono. Nosotros comíamos estupendamente y bebíamos bien. Cuando yo por la mañana salía al balcón, yo miraba las montañas y el mar, entonces yo comprendí que nunca había estado en un sitio más hermoso. Era ideal para trabajar y comencé a escribir en seguida".




No hay comentarios:

Publicar un comentario