viernes, 1 de noviembre de 2013

EL ORIGEN DE LA FIESTA DE TODOS LOS SANTOS Y DIFUNTOS

El  1 Noviembre, Día de Todos los Santos y el 2, Día de los Difuntos, en España, se celebra la tradición cristiana de honrar y recordar a las personas que han muerto. Muchos españoles acuden a los cementerios, llevan flores y limpian  las tumbas de  familiares y amigos.


Las fiestas de Todos los Santos y Difuntos son, en sus raíces, fiestas paganas otoñales que  anuncian la inminente proximidad del invierno. Durante el otoño, el campo después de la alegría de las vendimias está esperando la siembra. La tierra, símbolo femenino, aparece árida en esta época del año, pero después de recibir la semilla, símbolo masculino, esta tierra se vuelve esperanza. 

Estas fiestas representan un reencuentro entre el mundo de los muertos (tierra árida) y el mundo de los vivos (la vida). Antiguamente, después de cenar, se celebraba la castañada, comida familiar dedicada a los muertos y que era recuerdo de las comidas funerarias.


Se hacía la cena normal y después se comían las castañas asadas en la candela (fuego) y se bebía vino que tenía que ser dulce o blanco. Las castañas se ponían encima de la mesa y todo el mundo iba cogiendo a su placer. 


ACTIVIDADES

1. ¿Qué ocurre en otoño?
2. ¿De qué nos habla el texto?
3. ¿Qué nos anuncian estas fiestas?
4. ¿Cuál es el símbolo masculino y el símbolo femenino?
5. ¿Qué representan estas fiestas?
6. Antiguamente, que se comía después de la cena?
7. Explica lo que sepas de la “castañada”.
8. ¿Con qué se acompañaban las castañas?
9. ¿Habías escuchado esto alguna vez?
10. Completa con sinónimos:

árida: __________________ próxima:____________________
inminente: _______________ época:_____________________

1 comentario: