domingo, 27 de octubre de 2013

EVOLUCIÓN DEL ALFABETO ESPAÑOL

La Ortografía de la lengua española corresponde a la recopilación normativa de la ortografía de la lengua española. Está elaborada por la Real Academia Española (RAE) desde su primera edición en 1741, cuando se publicó como Orthographia española, y a partir de 1999 realizada en conjunto con la Asociación de Academias de la Lengua Española. La ortografía del español utiliza una variante del alfabeto latino. Roma incorporó al latín  numerosos términos de origen griego, lo que motivó una ampliación del abecedario(21 letras). La Z, y  la Y,  el alfabeto latino pasó a constar de 23 letras.

El alfabeto español actual tiene 27 letras:  a, b, c, d, e, f, g, h, i, j, k, l, m,n, ñ, o, p, q, r, s, t, u, v, w, x, y y z. Se usan también cinco dígrafos para representar otros fonemas: «ch», «ll», «rr», «gu» y «qu», considerados estos dos últimos como variantes posicionales para los fonemas /g/ y /k/.


Las letras del abecedario español que no formaban parte del inventario latino - según la Real Academia Española(RAE) - son la U, la J, la Ñ y la W


Las formas de la U y la J existían ya en la escritura latina, pero como variantes de la V y la I y, el punto sobre la J minúscula es herencia del punto sobre la I minúscula. Fue a lo largo del XVI y XVII cuando el uso les dio su autonomía. La U y la I se reservaron para los fonemas vocálicos, y la V y la J para los consonánticos. Fueron ubicadas al lado de las letras a las que estuvieron vinculadas: la U, junto a la V, y la J, junto a la I.


La Ñ y la W


La Ñ tiene su origen en el dígrafo NN, abundante en el español medieval. En realidad, la Ñ es una abreviatura de ese dígrafo que poco a poco acabó convirtiéndose en letra. La pequeña raya sobre la N servía para diferenciarla de esta letra, presente en el abecedario español desde sus inicios. A esa raya superior el Diccionario de la RAE la denomina virgulilla, que está especificada como «el símbolo, el apóstrofo, la cedilla, la tilde de la letra ñ». La situación de la Ñ en el abecedario estaba  detrás de la letra N, de la que procede.


La W, la última en incorporarse al abecedario español oficialmente en la Ortografía académica de 1969, que completó el abecedario. La W es letra que procede de un dígrafo, como su nombre indica. Llega para representar fonemas de las lenguas germánicas. En España, hubo muchas palabras que cambiaron la W por la V (la Ortografía de 2010 menciona, como ejemplos, las palabras vagón o váter, que acabaron consolidándose). Hoy, no sorprende ver las palabras waterpolo, sándwich web, préstamos adoptados como palabras españolas a todos los efectos.


Junto a las letras heredamos sus nombres. La mayoría proviene del latín, con fórmulas fonéticas simples: añadiendo una vocal a ese sonido primigenio (ge, ce, pe, te...) o incluyendo el sonido entre vocales (efe, ele, eme...). Hay tres letras que en latín representaban el fonema /k/ que añaden vocales de apoyo distintas: son la C, la K y la Q.


La X tuvo su nombre, la «ix», la Y -que es la ípsilon griega- se quedó en «i griega» y ahora la Ortografía recomienda el cambio de denominación por el de «ye» siguiendo la norma general marcada para la mayoría de las consonantes del abecedario español. Por último, la Z es la única letra que conservó el nombre griego como tal: zeta.


La letra H parece tener su origen en Francia a finales de la Baja Edad Media. El nombre francés «hache» tiene que ver con el del latín vulgar «hacca» que responde al sonido aspirado de esta letra. El problema fue que ese sonido aspirado desapareció muy pronto del latín hablado.


El nombre «uve» es una denominación que no se incorpora al Diccionario oficial de la RAE hasta el año 1947, y a la Ortografía hasta 1969. Decenas de generaciones españolas estudiaron la «uve» como «u consonante» para diferenciarla de la «u vocal». En 1869 pasó a denominarse «ve» siguiendo la pauta característica de los nombres de la mayoría de las consonantes. «Durante mucho tiempo ésta fue la única denominación reconocida para la V». El nombre «uve» nace  de la necesidad de distinguir oralmente el nombre de las letras B y V. De la V la Ortografía recoge varias denominaciones históricas, muchas de ellas aún en vigencia en América: «uve», «ve», «ve corta», «ve chica», «ve pequeña» y «ve baja».


La edición más reciente de la ortografía según la RAE es la del año 2010 que trata de ofrecer "simplicidad",no se condena el uso de las denominaciones antiguas", sino que da"recomendaciones" con el fin de unificar el nombre de las letras en todos los países de lengua española según el que era director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha(en la actualidad José Manuel Blecua). 


Cambios destacados en el año 2010:

  • Las letras del abecedario son 27.
Ch y ll ya no son letras del alfabeto: Desde el siglo XIX, las combinaciones de letras ch y ll eran consideradas letras del alfabeto, pero ya "en la Ortografía de 1999 pasaron a considerarse dígrafos", es decir, "signos ortográficos de dos letras". Sin embargo, tanto ch como ll permanecieron en la tabla del alfabeto. La nueva edición los suprime "formalmente". 
  • Denominaciones: "be", "uve", "uve doble" y "ye", aunque también será válido decir "uve alta" o "i griega".
  • En el caso de los demostrativos, se considera que "no es necesario" ponerles tilde, una recomendación que data de 1919. 
  • Se eliminarán las tildes de "solo", "guion" y "o" entre números.
  •  "Quorum" por "cuórum".

Fuente
La «Ortografía de la lengua española» de 2010, obra panhispánica. - See more at: http://www.rae.es/obras-academicas/ortografia/ortografia-2010#sthash.8mZaE8S7.dpuf


10 comentarios:

  1. Luego del siglo 21 se escribirá "Sebishe" en vez de Cebiche. Vea los nuevos cambios y el simplificado alfabeto con 19 letras en: http://profemaravi.blogspot.com/2012/07/evolucion-del-espanol-fin-de-qhv-nzxw.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La evolución de la ortografía académica ha estado regulada por la utilización combinada y jerarquizada de tres criterios universales: la pronunciación, la etimología y el uso. Una ortografía ideal debería tener una letra, y solo una, para cada fonema, y viceversa. Pero tal correspondencia, por motivos históricos y de diversa índole, no se produce en casi ninguna lengua, aunque el español es de las que más se aproximan a ese ideal teórico. Pueden existir dudas ocasionalmente para un oyente en el momento de elegir el signo que corresponde a tal sonido en la lengua escrita, pero no existe prácticamente problema a la hora de reproducir oralmente el sonido que le corresponde a cada letra. Y en el mundo de la comunicación es un bien incalculable aunque pueda ser mejorado. La Real Academia Española no renuncia al espíritu reformista que la inspira desde sus comienzos y no renuncia a nada que pueda redundar en beneficio de la mejora de nuestra común lengua española.

      Eliminar
  2. La evolución de la ortografía académica ha estado regulada por la utilización combinada y jerarquizada de tres criterios universales: la pronunciación, la etimología y el uso. Una ortografía ideal debería tener una letra, y solo una, para cada fonema, y viceversa. Pero tal correspondencia, por motivos históricos y de diversa índole, no se produce en casi ninguna lengua, aunque el español es de las que más se aproximan a ese ideal teórico Pueden existir dudas ocasionalmente para un oyente en el momento de elegir el signo que corresponde a tal sonido en la lengua escrita, pero no existe prácticamente problema a la hora de reproducir oralmente el sonido que le corresponde a cada letra. Y en el mundo de la comunicación es un bien incalculable aunque pueda ser mejorado. La Real Academia Española no renuncia al espíritu reformista que la inspira desde sus comienzos y no renuncia a nada que pueda redundar en beneficio de la mejora de nuestra común lengua española.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Ordénense en forma piramidal el triángulo fonético de este alfabeto y se tendrá la forma correcta del AEM Castellano de América.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. EL AEM CASTELLANO DE AMÉRICA
    Por: Lecabel de Lilbadrid

    El AEM Castellano de América no tardará en independizarse de las anticuadas normas gramaticales del latín que rigen a la mayoría de los idiomas europeos (italiano, francés, alemán, portugués, gallego, catalán, castellano, inglés y otros.) que se originaron del mismo y también de la RAE, que no hicieron más que confundir, ya deberían haber perfeccionado y nó seguir con esa vulgata.

    El autor del AEM Castellano de América creó el nuevo alfabeto demostrado en un cuadrado de 25 letras y 25 sonidos que actualmente se usa en castellano, la misma que fue reemplazada por otro cuadrado perfecto de 25 letras y 25 sonidos, y éste cuadrado perfecto dimanó de un triángulo de 21 letras y 21 sonidos perfectamente definidos, es decir; que en estas dos últimas no existen los tales dígrafos, tampoco existe la diéresis, ni las letras mudas. Suprimió las letras K, Q, W, X. Empero algunas de ellas pasaron a ser símbolos, con ello se pone fin a los prejuicios gramaticales y corrigió el alfabeto de la manera siguiente.

    1.- Cuadrado fonético del actual idioma Castellano.
    A B C CH D
    E F G I J
    L Ll M N Ñ
    O P R Rr S
    T U V Y Z
    Aquí la letra “C” representa al fonema de la letra (K).

    2.- Cuadrado Fonético del AEM Castellano de América
    A B C D E
    F G H Y I
    J L Ll M N
    Ñ O P R Rr
    S T U V Z
    Donde las letras “B” es bilabial y “V” es dentilabial que se pronuncia algo parecido a la “F”. Es decir que el sonido de “B” y “V” no es lo mismo.
    La letra “S” y “Z” tienen sonidos diferentes, la primera es dental y se articula con los dientes lo que produce como un silbido suave y fino, mientras que la “Z” es sorda y se pronuncia linguodental superior.
    La letra “Ll” y “Y” tienen sonidos perfectamente diferentes.
    La letra “H” tiene el sonido de la ch castellana.
    La letra “C” tiene un solo sonido original equivalente a (K)
    La “G” tiene un solo sonido original que es oclusiva velar sonora.

    3.- Triángulo Fonético del AEM Castellano de América.
    A
    B C
    D E F
    G H Y I
    J L M N Ñ
    O P R S T U
    Ordénense en forma piramidal el triángulo fonético de este alfabeto y se tendrá la forma correcta del AEM Castellano de América.

    Como ven tanto el cuadrado y el triángulo del AEM Castellano, muestra una mejor conformación más cabal para el idioma castellano.

    El mismo autor nos dice también que el triángulo del AEM se define del siguiente orden:
    Vocales: A, E, I, O, U, M, S.
    Consonantes vocálicas: F, Y, J, L, N, Ñ, R.
    Consonantes: B, C, H, D, G, P,T. Estas siete últimas no se pueden pronunciar si no se acompaña con una vocal.

    Con únicas observaciones en que las letras "C" y "G" se pronunciarán respetando su sonido original en todas las cinco vocales del siguiente modo {ca, ce, ci, co, cu.} y {ga, ge, gi, go,gu.} y nó así como actualmente se encuentra (ca, ze, zi, co, cu) y (ga, gue, gui, go, gu). Y letra "H" que actualmente carece de sonido, el autor la convirtió en la Che castellana.

    Aquí va un tablero en las que el autor ubicó a las 21 letras del AEM.
    1 2 3 4 5 6 7 8 9
    A B C D E F G H Y
    I J L M N O P Ñ R
    S T U


    Saludos a toda Latinoamérica, Guinea Ecuatorial, Filipinas, Hispanos de USA , Brasil y del mundo entero.



    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Estimado Leonel Cabello Delgado, tu comentario en este blog, 22 de noviembre 2014, es muy interesante. EL AEM CASTELLANO DE AMÉRICA por Lecabel de Lilbadrid. La lengua está viva, efectivamente, nuestro alfabeto debería actualizarse. Debemos buscar lo que nos une, que es mucho más que todo aquello que nos separa. Saludos desde España.

    ResponderEliminar