miércoles, 23 de abril de 2014

Brenan, el hombre que vivió para contar

El día 23 de abril fue elegido por la UNESCO como Día Internacional del Libro, pues coincide con la muerte de Miguel de Cervantes y William Shakespeare. En este día recordamos a Geral Brenan, escritor británico, especialista en temas de España.


Gerald Brenan (1894) era el hijo primogénito de un militar británico que estaba destinado a continuar con la tradición familiar por deseo de su padre. Pero cuando él empezó a tener uso de razón,  descubrió que no le gustaban los juegos en los que tenía que mostrar su fuerza, él prefería leer libros de viajes.

Brenan estudió hasta los 18 años en Inglaterra para poder entrar en la academia militar. A esta edad  comprendió que estaba siendo preparado para una profesión que no le resultaba atractiva como forma de vida,  ante lo que se rebeló  y escapó con su polémico amigo Hope-Johnstone.

La Primera Guerra Mundial le obligó a luchar y fue condecorado. Él consiguió una pensión que junto a la ayuda de su familia, le permitió buscar un lugar en España (Yegen) donde pudo dedicarse a lo que le gustaba: estudio de la literatura, botánica, filosofía, artes en general, etc. Brenan no fue a la universidad como la mayoría de sus amigos (Círculo de Bloomsbury).

Su pasión era la poesía, pero él sabía que no podía ganarse la vida como poeta. Su padre demandaba una profesión útil para vivir. Por esta razón, decidió escribir prosa y se casó con una novelista americana, Gamel Woolsey, quien corregía y mecanografiaba sus obras. Éllos no tuvieron hijos, Brenan adoptó a una hija que tuvo fruto de una relación amorosa con una joven sirvienta española.

Brenan comprendió que el paraje donde habitaba era idílico, pero estaba incomunicado para poder continuar con su carrera. La pareja se trasladó a un enclave estratégico en Churriana (Málaga). Este es un lugar rico en manantiales y tiene una magnífica vega. Su privilegiada orografía compuesta de sierra y mar, permite alejarse de la costa y dominar el paisaje. 

Es aquí donde se hace realidad su sueño. Brenan está en el sitio y en el momento adecuado al estallar la guerra civil española.  Inglaterra estaba muy interesada en este enfrentamiento, él iba a informar a través de sus crónicas sobre lo que pasaba y más tarde escribiría un libro sobre las causas de la guerra española: El laberinto español. Brenan que había pasado desapercibido, empezó a ser escuchado y reconocido internacionalmente, especialmente en España donde su libro fue prohibido, convirtiéndose en un símbolo de libertad para los disidentes franquistas. Tras este libro, escribió otros sobre España: La historia de la literatura española y  La faz de España, fruto de su viaje en 1950.

La Guerra Civil le  había otorgado el calificativo de escritor especialista en España, pero también le había obligado a abandonar su casa con su hermoso jardín en Churriana,  donde dejó al personal de servicio (ama de llaves, cocinera y jardinero).

A su vuelta a Málaga (1953), Brenan retomó su amado estilo de vida, en el que escribía  por las mañana y paseaba por las tardes. Disfrutaba del clima, la gastronomía y las gentes. Llevaba una intensa vida social, tomó contacto con escritores como Hemingway o Caro Baroja, etc.

Aquí escribió, uno de sus más famosos relatos South From Granada (1957), A Life of One´s Own (autobiografía) y The Lighthouse Always Says Yes  salieron a la luz pública en 1962 y en 1966.

En el año 1968, muere su esposa y colaboradora, aunque estaba consternado, él unió su destino a una joven (Lynda Nicholson-Price) que le ayudó a continuar con su objetivo vital: la escritura. Ellos consideraron que tenían que comenzar en un nuevo lugar en el interior de la provincia por lo que decidieron vender la casa y despedir al servicio. En esta etapa publicó San Juan de la Cruz (1973), Memoria Personal (1974), Los mejores momentos: Poemas (1977); Pensamientos en una Estación Seca: Aforismos (1978).

En 1987, murió a los 92 años de edad. Su cuerpo fue donado a la Facultad de Medicina, algunas células nerviosas fueron tomadas para el estudio de la longevidad. En 2001 fue incinerado y enterrado en el Cementerio Inglés de Málaga  junto a su mujer.

Fuentes
Brenan, G. (1962):  A Life of One’s Own. London: Jonathan Cape.
Brenan, G. (1974):  Personal Record 1920-1972. London: Jonathan Cape.


No hay comentarios:

Publicar un comentario